31.12.12

Retar

La vida me ha estado retando. Y con lentitud y torpeza a veces, otras con alegría y prontitud, he ido respondiendo bien o mal a esos retos.

Pero este año quiero retarme yo misma.

A leer más, a escribir y terminar esa novela.
A buscar editorial para mi poemario inédito.
A continuar con mi Serie roja.
A entender más las tecnologías y usarlas.
A dominar esos pequeños detalles de casa, ya que tengo ayuda en las grandes faenas.
A alegrarme más y estresarme menos.
A ser mejor en mi trabajo y crecer en mis capacidades.
A alimentarme de todo lo que tengo a la mano para mi literatura.
A abrirme a esta enorme e intensa ciudad.

A todo lo que no está aquí, pero que me representa dificultades, inmovilidad, miedo, cerrazón.

El 2013 será para retarme.


24.12.12

La duende del mes

Pasé una noche divertidísima con Mariana envolviendo regalos. Me gané el gorro y el nombramiento.


23.12.12

¿Escribir?

A veces no tengo ninguna necesidad de escribir. Ninguna gana de escribir. Y creo que podría seguir viviendo así y que nada me haría falta.

Yo, que siempre pensé que escribía porque lo necesitaba para vivir, me doy cuenta que cuando han nacido mis hijas no he deseado ni necesitado hacerlo.

Pero nunca había tenido la sensación del no retorno que tengo ahora.

10.12.12

El viaje

Cuando viajo, la carretera pone en mi mente esa interminable línea blanca punteada: es "corte aquí" o un "siga la línea punteada". La mente transita con una ligereza y concentración que no logro en otros momentos.

Me pregunté por qué la novela en la que trabajo no camina. Y adormecida en la carretera, la novela empezó a bocetarse, a líneas punteadas, con un continuo: siga por aquí.

Ahora lo tengo más claro. La cosa es ponerse en marcha.


2.12.12

Un segundo aire para "La espera de Ofelia"

Recientemente, en la Asamblea general de la Red de radiodifusoras y Televisoras Culturales y Educativas de México, se presentó mi radionovela La espera de Ofelia. Algunas radios levantaron la mano para transmitirla por primera vez. Zacatecas dice que ya está lista.




1.12.12

No puede ser

Después de ver esta toma de posesión presidencial, queda más claro por qué hay que acotar el poder de la súper Secretaría de Gobernación. No puede ser que las fuerzas policiales estén subordinadas a las fuerzas políticas; no puede ser que los permisos para portación de armas las dé Gobernación y no las Fuerzas Armadas; no puede ser que Gobernación tenga esa manga tan ancha para manejar la seguridad policiaca, mientras la mano oscura mece la cuna de la represión.

Y con todo el dolor, la desilusión revivida, la incertidumbre, repito, no puede ser: EPN ya se ha colocado -él mismo- la banda presidencial.