16.4.13

Ya soy mayor

Me he graduado de escritorio. Gracias a que la pequeña Cecilia ya camina, he podido mudarme a un escritorio de adulto que tenemos en la habitación. No en nuestro estudio, no todavía. Pero a eso aspiro
.
Este escritorio junto con mi Omega3 están haciendo milagros (que el horario de verano quiere sabotear... pero me resistiré); así como esa carita linda que de repente se mete por debajo del escritorio y se asoma a través del cristal mientras yo tecleo.


7.4.13

Mis dos


¿Hay algo más bello que ver a mis dos hijas caminando juntas? Esa tarde, en Malinalco, sentí que no.

4.4.13

Adiós, Bours. Hola, Moreira. ¿Quién sigue?

El asunto es éste: mi novela necesita un caso de fraude de un gobernante en el cual se involucre uno o varios presta nombres y por lo menos un banco. Como mi mente es incapaz de entramar algo así, he echado mano de lo que encuentro y leo en los periódicos.
Pero con el paso del tiempo se van evidenciando casos cada vez más escandalosos y vergonzosos. Así que borro el anterior caso y actualizo el tipo de fraude.
Me fijo que si bien cada vez son más grandes y complejos, también hay menor discreción y cuidado. No hay miedo. ¿Miedo a quién, además?

1.4.13

“Un Estado que ignora dónde están 30.000 ciudadanos no es un Estado”

Entrevista con Javier Sicilia, a dos años de la muerte de Juanelo y del inicio del Movimiento por la Paz. Leerlo es ya un abrazo.