7.4.13

Mis dos


¿Hay algo más bello que ver a mis dos hijas caminando juntas? Esa tarde, en Malinalco, sentí que no.

4 comentarios:

crónicas de sirena dijo...

No hay nada más gratificante y placentero y rico, tengo días acordándome de ti, apenas estoy leyendo tu novela, la compré cuando salióo y la perdí, la volví a comprar en noviembre pasado y la gozo de a ratitos. Me sigue gustando y me acordé de lo que te escribí cuando empezamos a juntarnos en este mundillo editorial. Y me encanta que te lo haya editoda Tusquets.
"No necesitas buscarte argumentos, se queda porque ese es el nombre que
escogiste TÚ para la novela, nomás, mejor argumento no puede haber.
Pero la verdad, lo de alto y bajo me gusta, porque (ya que leí un poco de la
novela) sí te remite a la historia: ese personaje tan encumbrado y excelente
piloto vive al ras de la tierra, aunque vuele alto, y ese hombre tan íntegro y
congruente con su vida y su realidad, vuela hasta el infinito sin siquiera
despegar. Así que apoyo la moción: Se queda."
Te mando un abrazo

María Antonieta Mendívil dijo...

No sabes el gusto que me da leerte, saber de ti, recibir tu abrazo. Me acuerdo de ti seguido. Bueno, Jaime y yo te recordamos. Muchas noticias nuevas en la FIL, que seguramente ya sabes. Y en mi vida, también. ¿Sigues en Gdl? Abrazos fuertes y cariñosos, güera querida.

Anónimo dijo...

ENCANTADORA FOTO! QUÉ HERMOSA, EN VERDAD...
Difícilmente encontrarás algo mas hermoso que esos momentos!
Gracias a Dios los tienes y mejor todavía, los saboreas, los disfrutas, los sientes, los vives.
Un gran abrazo Antonieta :)

María Antonieta Mendívil dijo...

Y Malinalco es hermoso. Ese día la gente el pueblo estaba vestida de romanos y demás personajes de la Pasión. Un abrazo grande, ¡saludos!