2.10.08

2Oct

No se olvida. Ni la sensación cuando niña de leer La noche de Tlatelolco con el corazón latiendo fuerte, oprimido. Y la sensación de miedo: hay una fuerza que aplasta, mata; hay ideas que se persiguen; hay muchachos que no vuelven a sus casas porque piensan diferente.

Creo que esa fue la ruptura en mi niñez. El descubrimiento de que el mundo no es tan bueno ni tan apacible.

8 comentarios:

Berenize dijo...

el mundo está podrido y todavía hay quienes no lo creen!


no es justo, ya van dos veces que publico esta idea en menos de una hora, en blogs diferentes!!

el mundo está mal... muy mal!

coyote dijo...

Ni el 10JUN70 debe olvidarse

coyote dijo...

No debe olvidarse el 10 de junio, JUEVES DE CORPUS, y de 1971. La memoria me empezó a fallar al afirmar que del 70 (SETENTA FUERON LOS CUERPOS DE ESTUDIANTES DEL POLI EN EL CASCO DE SANTO TOMÁS ESE DIA DEL HALCONAZO)

María Antonieta Mendívil dijo...

?
¿your bd?
?

María Antonieta Mendívil dijo...

¿cómo sabes esto, coyote?
me da gusto siempre saber que andas por aquí.

María Antonieta Mendívil dijo...

berenize: a veces nos anega la idea de que no hay remedio. tal vez no nos correspone buscar El Remedio. sino pequeñas tizanas en nuestro derredor.

coyote dijo...

En ese tiempo era un niño asombrado por los temores en los rostros y las bendiciones angustiadas de las gentes que viviendo en provincia tenían hijos, sobrinos, hermanas estudiando en el D.F.
Era inevitable preguntar a los maestros y a mi alcance me di cuenta que algo andaba muy mal y no eramos tan ajenos a pesar de una distancia que no atinaba a calcular.
Son imágenes que se quedan grabadas.

María Antonieta Mendívil dijo...

Ni nosotros ni México ha sido lejano a Tlatelolco...