9.11.12

Debut y despedida

He llegado al final de mi breve etapa de freelance. Como sospechaba, no es lo mío. La incertidumbre siempre ha sido mi peor verdugo, así que la rehuyo.

He disfrutado de este tiempo, no sin padecimientos varios, pero vuelvo a lo mío: un trabajo fijo, un horario fijo, un sueldo fijo, y una responsabilidad en mi mente para cumplirla y aportar.

El sueño de todo escritor no es mío.

2 comentarios:

Dulce Carolina dijo...

No sé por qué este comentario, causo tanto impacto en mí, supongo que idealice la figura de un escritor; Te deseo lo mejor en tu nuevo trabajo, ¡Animo y Adelante!

¡Saludos Cordiales!

María Antonieta Mendívil dijo...

No sé otros escritores, Dulce Carolina. Admito siempre la educación sobre el trabajo que me dieron en mi familia. No creo que los escritores seamos seres extraordinarios que no tengamos que trabajar y ganarnos el sustento con esfuerzos como cualquier ciudadano. La sociedad no nos debe nada como para que nos tenga que mantener.