14.3.14

Co-worker

Aunque no siempre es lo más fácil, sí es un privilegio: trabajar con esta compañera a un lado, que ya viene a besarme con su onomatopéyico "muaaaa", o a abrazarme, o a pintar con toda su seriedad y concentración como ve a su padre y como me ve a mí teclear aquí.

2 comentarios:

Everardo Esparza Huizar dijo...

Miro la foto y enseguida pienso:"me recuerda a...¡claro! mi Vaga. Y cómo no, si el tiempo que pasa con nosotros lo llena de "vámos a leer...a pintar...a dibujar...al parque...la tarea..." Y todo con su Yayo.
Te sigo leyendo y en coincidencias también te acompaño.
Hoy asistí a la Feria Municipal del Libro y te recordé al encontrar algunos ejemplares sobre Kino. Muy interesantes, aunque no encontré relación documentada con Sor Juana, a excepción del conocido Soneto.
Novedades: Vaga ya tiene hermanito a partir del 4 de abril.
No te pierdo el paso. Un abrazo para compartirlo con tu familia!

María Antonieta Mendívil dijo...

Qué gusto encontrarte, "escucharte", ¡saber del hermanito de tu Vaga! Te escuchas feliz, contento con esta etapa. Me da gusto que sigas merodeando por aquí. A veces pienso cerrar este nido y dejar los pájaros volar. Pero luego pienso que por lo menos me quede como testimonio a mí. Todo mundo vive en facebook (me resisto a abrir uno) y los blogs han perdido la capacidad de agrupar a comunidades lectoras. Son como pequeñas cavernas donde se refugian y encuentran los ermitaños. ¡Gracias, Everardo! Aquí la familia va estupenda. Me llena. ¡Recibo el abrazo para toda la familia y la devuelvo a todos los Ángeles y Ángeles Vagos también :D !