12.8.08

Como en los viejos tiempos

Este domingo los vi: nos sentamos en la alfombra ante una mesa con comida para picar, copas de vino, cervezas oscuras. Y Alfonso, Letty, Manuel, Aurora y yo estábamos ya hablando como si nunca se hubieran ido. O sí, como si se hubieran ido y hubieran regresado, y tuviéramos muchas cosas que hablar. Hasta medianoche, sin importar el trabajo del lunes, nos despedimos, pensando que con razón los extraño tanto.


2 comentarios:

Manuel dijo...

Gracias muchas. Y el sentimiento es mutuo. Un abrazo.

María Antonieta Mendívil dijo...

la pasamos bien, ¿no?
un abrazote, manu.