9.2.09

escribiendo la novela

estoy trastabilleando en un personaje de mi novela que es tartamudo. trastabilleo como él trastabillea con su lengua. la tartamudez es la lucha entre dos deseos: decir la verdad/ocultar la verdad. hablar/callar. ser/desaparecer. mostrar/disimular. evocar/aniquilar.

y eso mismo me está pasando a mí.

6 comentarios:

FredBlog dijo...

Hola Mariantonieta!
Aquí estoy de nuevo siguiendo tu nido de palabras.
¿Será un asunto de tartamudez?
Mmm,
Si me permites te recomiendo decir la verdad/NO ocultarla hablar/No callar. Ser/NO desaparecer. Mostrar/NO disimular. evocar/NO aniquilar.
De repente me parecio estar leyendo Eclesiástes también conocido como "Libro del Predicador", que por cierto no todo es pesimismo, cuando dice que todo a su tiempo:
Y es mejor curar que matar;
edificar que destruir;
reir que llorar;
hablar que callar;
hablar qu aborrecer;
Paz en lugar de guerra;
nacer en lugar de morir:
Pero hay que ver, ya que todo tiene su tiempo.
Buen día.

María Antonieta Mendívil dijo...

Hola, Fred :D, lo tendré en cuenta a ver si avanzo... el lunes te tendría noticias :-) que tengas bonito día :D

FredBlog dijo...

Hola Mariantonieta!
Te percibo hoy muy ocupada, muy metida en tus cosas. Por eso te agradezco la pronta respuesta. Y espero el lunes 16 PD.
Sólo dos cosas, primero una errata:
quise decir es mejor AMAR que aborrecer.
Y otro dato, y si quieres no me contestes sino hasta el lunes que tendré noticias ¿va?
¡La verdad sobre todo Señora escritora!
No hay dilogo sin verdad.
No tiene sentido entablar el diálogo si los interlocutores no dicen la verdad.
La verdad os hará libres´.
Albert Camus en una famosa charla pronunciada ante los dominicos en París, dijo: “El diálogo sólo es posible entre personas que permanecen fieles a lo que son y que dicen la verdad. El diálogo no tiene sentido si no hay verdad. La única base sobre la que puedo construir una comunión con los creyentes de otras religiones es la búsqueda común de la verdad”.
Punto.
Fred Alvarez
PD. Gracias por visitar mi bitácora; me agrado que lo hicieras.

María Antonieta Mendívil dijo...

Me alegró entrar a tu blog, Fred. Cuando el autor miente, su narrador, sus personajes, su historia le traicionan. Y bien merecido. Eso se nota claramente :D sólo espero poder sacar ese capítulo, el 5, dedicado a un hombre mezquino escondido tras la vulnerabilidad de la tartamudez.

coyote dijo...

La tartamudez momentánea, Efectivamente es un mecanismo inconsciente, forma de lenguaje no verbal muy interesante, resultado del conflicto verdad/mentira (desde situaciones inocentes hasta vitales).
He conocido casos más permanentes (afortunadamente se pueden superar) que son el resultado de un gran shock (sobrevivir la guerrilla en centroamérica)o agresión física y psicológica en la niñez, que se acentúa por la incomprensión social (que burlescos somos, y todos hemos trastabillado más de una ocasión y sabemos lo que se siente)
El canto es un recurso terapéutico muy efectivo (Vicente Fernández en sus inicios era un tartamudo menos al cantar)por el control necesario de la respiración.
Tu personaje es un ser con un sufrimiento especial.

María Antonieta Mendívil dijo...

gracias, coyote.
me ayudas.
y me alegra verte por aquí.