25.10.10

15 años


Ella hace que decir "quinceañera" no suene a cursi ni insulso. Con esa mirada aguda, intensa, brillante ha llegado a ser una quinceañera más allá de esa edad. Una jovencita sensata, risueña, reflexiva, que prefiere un piano a una fiesta. Ella sabe que existir es una fiesta.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué niña tan linda!
Felicidades a la quinceañera y por supuesto que también a la mamá.
Abrazos,
Eidania.

María Antonieta Mendívil dijo...

Y qué nostalgia :D Aunque me encanta en lo que se ha convertido. Y junto con la nostalgia está el orgullo.

Gracias, Eidania :D

¡Saludos!

sylvíssima dijo...

Dios mío, quince años, YA?? parece apenas ayer cuando de pequeñita le gustaba jugar con ese monje de madera, ¿recuerdas? era su juguete favorito. Ahora son los libros y de fondo, su secreto y divertido interés (que comparto) por las next-top-model. Mezcla más perfecta no hay.

La hermosa Mariana de quince años. El tiempo corre.

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo contigo Antonieta, pero los hijos crecen y cuando menos piensas sus brazitos ya no rodean tus piernas, sino que sientes su abrazo sobre tus hombros, y al igual como se siente orgullo de ver en las grandes personitas en las que se convierten, también orgullo y satisfacción de la labor que como padres nos corresponde hacer. Y estoy segura que nada hay mejor que un ¡TE QUIERO MAMÁ!
Saludos,
Eidania

María Antonieta Mendívil dijo...

Sí, un alma sensible con una racionalidad pragmática; una niña aguda y profunda, con ese aire frívolo para reírse de la vida y para saber estar en ella.

Cuánto me ha costado buscar ese equilibrio... sin lograrlo :S y ella ya viene en combo ;D

Un abrazo muy cariñoso, Syl :D

María Antonieta Mendívil dijo...

...O una mirada de complicidad, Eidania, donde sabes que caben todos los te quiero, todos los gracias. Todo aquello que se reserva en su alma.

Crecen muy rápido. Ahora me río mucho cuando alguien aconseja a una madre primeriza: no la cargues, la vas a hacer "bracera". ¿Creen que siempre tendrán la misma estatura, la misma necesidad, el mismo apego? Esperen el paso de los meses :D

¡Saludos, Eidania!

(no podía abrir mi cuenta para responder comentarios, por eso tardé, perdón :D )