21.2.11

Ellas

Los encuentros, la unidad, el diálogo, la alegría, las despedidas, los lazos. Eso permanece después de que cada una va marchando a sus sitios.

Una permanece y no. Una prepara el vuelo. Echar raíz en otro sitio. Y saber que se pertenece: al desierto de Acatama y al Levante en Catalunya, a la bulliciosa Dominicana y a la seca Salamanca, a la aridez de Sonora o a la espesura de la lava entre el bosque.

Así, una y otra vez, hasta la próxima. Hasta siempre.

No hay comentarios.: