22.9.14

Esto es lo que vio Mariana cuando voló






























Y yo lo que vi fue a una jovencita que no regresaría igual. Adiós a esa niña. Y ahora, a abrazar ambas la aventura.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Prima FELICIDADES!!!! por ser una madre extraordinaria entiendo que dejar volar a Mariana no es facil sin embargo es necesario es parte de la vida misma ........ te abrazo.....Marce.

María Antonieta Mendívil dijo...

Un abrazo fuerte, querida Marce. ¿Cuándo vienes, pues? :D