21.6.15

Para mi padre, que nunca leerá esto

Él dice que se esforzó mucho mientras nos educó para mantenernos fuera de los peligros, y que ahora esta "cochina máquina" (puede traducirse como computadora y todas sus apps) nos expone a ellos. Por eso mi padre nunca leerá esto.
Soy afortunada de tener un padre al que he visto crecer en muchos sentidos. Lo vi empezar desde abajo (incluso estuvo más abajo todavía cuando mis hermanos mayores eran pequeños), lo vi en su cúspide, lo vi sobreponerse poco a poco de la muerte de su hijo y de su esposa, empezar de nuevo y ahora disfrutar de su retiro. La mayor fortuna es haberlo visto crecer como padre, adaptándose a las nuevas formas de paternidad. Se ha vuelto más cercano, ha tendido más puentes de confianza, se ha vuelto dulce y expresivo, se ha ido maternalizando. Como los papás de ahora. Pero eso sí, nunca con computadora y "esas cochinas máquinas".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

... Y tiene toda la razón tu padre! Cierto que hay muchas cosas que agradecer de las "cochinas máquinas" pero hay también muchísimas que no podemos controlar y podemos llegar a lamentar; nos tocó vivir otros tiempos, y para nosotros siempre serán "mejores tiempos".
Qué bonita foto Antonieta!
Saludos y abrazos...

Eidania :D

María Antonieta Mendívil dijo...

Gracias! Ese es mi padre, al que adoro y admiro. Un abrazo a ti! Me da gusto encontrarnos en este pedacito de red.