6.1.15

Nervios en la víspera

Acabo de acostar a la pequeña Cecilia. Y ahora tengo una bola en el estómago. Mañana vuelve a clases pero inicia en Preescolar. Ya no en Maternal. En lenguaje Montessori, Cecilia pasó a Casa de Niños, ya no irá a Comunidad Infantil. Y eso significa: Ya no llevará mochila, ya no llevará un cambio diario, ya no tendrá una cajita con objetos personales en su salón, ya no tendrá ahí una foto familiar.

Antes era de las mayores de su grupo. Ahora será de las más pequeñas.

Y lo que esta noche me quitará el sueño es pensar cómo la voy a convencer de que no tendrá que llevar su objeto más preciado y del que tanto se jacta: su mochila de catarina.

¡Qué angustias nos hacen pasar los hijos!


No hay comentarios.: