29.1.10

Y el miedo

Me llegó una invitación para colaborar en el monográfico de la revista Re de España, donde trabajé como coeditora de esa sección en la versión castellana. El tema que lanzan es el miedo. El miedo productivo como impulso para actuar y el miedo infértil como pérdida de libertad.

¿De qué quieres escribir?

¿Puedo escribir sobre el miedo a escribir? ¿Sobre el miedo a la creación? ¿El miedo al espacio en blanco, tan lugar común pero tan presente? ¿El miedo a la palabra?

¿Puedo escribir cuando tengo miedo?

14 comentarios:

Dulce Carolina dijo...

Sobre el miedo a escribir, la mayoria de las veces cuando quiero plasmar algo en papel, temo el no hilar bien las palabras, pierdan el sentido y no tenga logica para quien las lee.
Ademas de no escribir tan abiertamente como me gustaria y eso que expresarte a travez de las letras te hace libre. Esto es experiencia personal, ojala te sea de utilidad.

María Antonieta Mendívil dijo...

Rosa Montero menciona en "La loca de la casa" (te lo recomiendo) que hay palabras que nacen heridas. Y como autor(a) creo que ese es el miedo, que el lenguaje nazca herido, fisurado, fracturado, defectuoso de origen. Y coincido con ella en que, una vez que sucede esto, es muy difícil sanarlo. Es como una porcelana china restaurada a pegotes. Cuando escribes poesía, ese miedo a la anomalía de origen es más fuerte.

Gracias, Carolina :D como ves en los comentarios del post anterior, aquí, en este nido, coincidimos varios.

coyote dijo...

Me siguen gustando tus apunes.

María Antonieta Mendívil dijo...

¿Y te imaginas que los poemas sean horrorosos? :D una bitácora pasable de poemas infumables... uy, toco madera :D

¡Qué miedo da, Coyote!

Josué Barrera dijo...

yo que tu escibiría sobre el narcotráfico. en relación al miedo que da, claro está.

María Antonieta Mendívil dijo...

Ojalá fuera miedo lo que sintiera. Pero siento indignación, frustración, decepción, impotencia, desesperanza...

Qué bueno verte por aquí, Joso.

Anónimo dijo...

Hola Marian!
De nuevo yo. No creas que he abandonado vuestro Nido de palabras.
A propósito del miedo.
Creo que a una escritora como vos el miedo puede ser positivo y de alguna manera fuente de creatividad.
Así lo señala Joanna Bourke (Nueva Zelanda, 1963)una des las que mas saben del tema. Es autora de El miedo: una historia cultural, (Virago Press, 2005), dice "depende de a qué tengas miedo y cuánto."
Lo peor es cuando te abandonas ante él y lo afrontas sin esperanza. Allí si, ya valió....,
Bourke dice que "hoy tenemos tanto miedo como en la Edad Media y más que en el XIX, ya que vivimos en un mundo sobrecargado de peligros: la alimentación, el cáncer, el cambio climático... estamos sobreexpuestos a información que produce miedo.
Lo que si es que no debemos ser complacinmtes con el miedo. Además éste nubla la razón y es el más peligroso de los sentimientos colectivos. Es la emoción más fácil de estimular; ess un juego de niños hacerlo. Incluso es más fácil hacer a la gente sentir miedo que odio.
Por eso recomiendo las líneas de Whitman que dice:
No te dejes vencer por el (miedo y el ) desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No caigas en el peor de los errores: el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso. No te resignes....
Un abrazo y adelante, a seguir escribieendo
Fred Alvarez
PD. Saludos al Coyote

María Antonieta Mendívil dijo...

Sí, Fred, estos días he seguido reflexionando sobre el miedo. Y es un motor, cierto. Hay miedos productivos, miedos fundadores. El miedo que te hace avanzar y no el que paraliza es el que más necesitamos. Y pienso que cuando uno escribe nunca desaparece el miedo, pero tampoco esa necesidad irrevocable de expresar. Miedo y necesidad juntos son un motor poderoso. Me da mucho gusto verte aquí, Fred. Coyote, aquí tienes los saludos de Fred. :D

coyote dijo...

Gracias por hacerme llegar el saludo de Fred, que por cierto, cada que lo leo es una cátedra, qué bárbaro para manejar tan diversa información en forma tan acertada y sustanciosa siempre. Claro que se le agradece el tiempo dedicado. ¡Saludos Fred! Desde el Rincón del Capomo de nuestra amabilísima anfitriona.

María Antonieta Mendívil dijo...

Oficial: este blog ha cambiado del Nido de Palabrar al Rincón de Capomo :D Me da mucho gusto no sólo dialogar con los visitantes, sino que los visitantes dialoguen entre ustedes y que este nido, rincón o mesa sea una comunidad que por alguna misteriosa razón les gusta encontrarse por aquí. Gracias, de verdad.

coyote dijo...

Bueeeno,en un Nido tan cálido cabe un rinconcito para la pandilla de Capomo. Resbalé. Lo bueno es que estamos en confianza.

María Antonieta Mendívil dijo...

:D Lo importante es atinen a la dirección url, que esa sí es enredosa y complicada :D

Están en su casa.

Anónimo dijo...

Orale!
Saludos Marian, saludos Coyote.
¿Entonces soy de la pandilla, del Rincón del Capomo?
¡Pues lo celebro!
Admás, Marian es nuestro canción ¿Qué le vamos hacer?
De repente se me vino un sueño; juntarnos y hacer una tertulia con la música de La Flor de Capomo por delante: No estaría mal, por ejemplo invitar a "Los Sierreño de Sinaloa" ellos la grabaron en mayo y español combinado, muy buena versión.
Además, ¡los sueños se cumplen!
tütulikë yötu
kápo sehuáta bénasi_jíbba huerama
ínapo ento ilítchi
énchi basilároa
énchi enamorároa
kánne_jíba hueráma
Fred Alvarez

María Antonieta Mendívil dijo...

Dicho está, ahora ¡a alianearse, astros!

Gracias, Fred. Gracias Coyote.