8.3.10

Mi luz


Mariana hace cosas tan maravillosas como éstas.

4 comentarios:

Dulce Carolina dijo...

Hola, pasando saludar; bonita la niña, bonita la foto, es lindo cuando uno aprecia los regalos que la vida ofrece :)

María Antonieta Mendívil dijo...

Gracias, Carolina :D

Sí, me encanta ver las cosas que hace. Siempre anda en rollos creativos. Mariana es una sorpresa constante.

:D

Anónimo dijo...

¡Ah, los hijos, Marian, los hijos!
Vuestra hija Mariana tiene una hermosa mirada, refleja lo que es; y como dice Dulce "regalos que la vida te da".
Dice el poeta Gibrán Khalil Gibrán, en El Profeta:
"Vuestros hijos no son hijos vuestros.
Son los hijos y las hijas de la Vida, deseosa de sí misma. Vienen a través vuestro, pero no vienen de vosotros.
Y, aunque están con vosotros, no os pertenecen.
Podéis darles vuestro amor, pero no vuestros pensamientos.
Porque ellos tienen sus propios pensamientos.
Podéis albergar sus cuerpos, pero no sus almas.
Porque sus almas habitan en la casa del mañana que vosotros no podéis visitar, ni siquiera en sueños.
Podéis esforzaros en ser como ellos, pero no busquéis el hacerlos como vosotros.
Porque la vida no retrocede ni se entretiene con el ayer.
Vosotros sois el arco desde el que vuestros hijos, como flechas vivientes, son impulsados hacia delante.
El Arquero ve el blanco en la senda del infinito y os doblega con Su poder para que Su flecha vaya veloz y lejana. Dejad, alegremente, que la mano del Arquero os doblegue. Porque, así como El ama la flecha que vuela, así ama también el arco, que es estable...."
Saludos hasta Sonora, y felicidades a ambas.
FA

María Antonieta Mendívil dijo...

Fred, siempre es un placer leer y reflexionar lo que envías. Pero es justo esta imagen del arco, la flecha y el arquero la que más me ha impactado y conmovido. Eso es. Así es.

Gracias, Fred, y un saludo hasta ti.