25.10.09

14


Esta niña ya creció. De sus 49 centímetros y 3.08 kilos pasó a los 14 años con 1.70 m de estatura y con los mejores ingredientes que puede tener una adolescente: curiosa, consciente, determinada, abierta, sabia, alegre (sí: muy alegre). Y tan amada.

En este momento como ansias por que salga de su habitación y encuentre esa enorme carta en su puerta. Como ansias por abrazarla y celebrar que hace 14 años ella me regaló el momento más feliz de mi vida.

4 comentarios:

Javier Munguía dijo...

Bella foto (muy singular y simbólica: tu niña dando sus primeros saltos sola) y bella nota. Celebro contigo el gran amor que sientes por Mariana. Abrazo.

María Antonieta Mendívil dijo...

Sí, me encanta esta foto, y más el momento: ella aventándose de una barda. Gracias, Javo. Un abrazo.

FredBlog dijo...

Es maravilloso tener una hija de esa edad. ¡Y mira es de octubre! Decía Truman Capote que Ojala siempre fuera octubre.
Felicidades a las dos Marian
Fred Alvarez

María Antonieta Mendívil dijo...

Es una maravilla tener una hija, verla crecer hasta este punto, tener esperanza de su futuro, y es una maravilla que sea escorpio: fuerte, leal, profunda.

Qué gusto verte por aquí, fred, y gracias por tus felicitaciones.