7.10.09

Temporada de cultivos

Eureka, encontré el meollo del asunto en la terraza de Starbucks, 7 am, café latte con doble shot de expresso, notas en mano. Trabajaba en mi proyecto "Serie roja" y de repente las piezas tomaron sentido y un equilibrio natural, como un arco romano erigido sin argamasa, sólo con el poder de las leyes de atracción de los cuerpos y de equilibrio por gravedad.

Esto es, me digo. Termino mi latte y me voy directo a la agencia fiscal para cumplir con otras leyes.

Ana, mi mano derecha e izquierda en cuyo sentido común tanto he confiado, ayer firmó un papel donde ambas aceptábamos (yo como contribuyente y ella como mi representante legal) que teníamos un adeudo por tenencia, que ambas conocíamos y del que habíamos sido avisadas anteriormente, y que autorizábamos procedieran a embargo de propiedades si no pagábamos de inmediato.

¿A poco?, me pregunté al leerlo y enterarme de que debía. ¿A poco?, me respondió Ana cuando le expliqué lo que había firmado en mi ausencia (ausencia total: física, de sentido común y de neuronas, por lo que veo). Y ¿a poco? se burló el tipo de la agencia fiscal cuando le dije que no sabía que había dos tipos de tenencias y que quería hacer un convenio. Después de eso concluyó que no podía hacer un convenio porque "o sea, no estamos en temporada".

Puestos a convertir en mandarinas los impuestos, cultivaré mejor mis conocimientos sobre impuestos, tasas de interés, letras pequeñas en cada papel que caiga en mis manos y también la prudencia en mi recién estrenada representante legal, en lugar de cultivar mis conocimientos sobre literatura japonesa.

4 comentarios:

Sylvíssima dijo...

No sé qué me da más miedo: la docilidad de Ana o el poder de Persuasión de los del ayuntamiento. Por si las dudas, cuando te visite, no llevaré ninguno de mis estados de cuenta.

María Antonieta Mendívil dijo...

Dilo: o la inconciencia de una contribuyente como yo que no se entera... Bueno, lo dijiste, pero bonito. Ok, no me pidas nunca consejos fiscales ni legales. Es más, temo que sea incapaz de darte alguno de cualquier naturaleza.

Pero un abrazo sí que te doy. Espero que estés mejor :D

Sylvíssima dijo...

Sí mucho mejor y con ideas revoltosas, jujuy. Abrazos y no pienses en lo fiscal sólo en todo lo otro.

María Antonieta Mendívil dijo...

¿En lo otro? ¿El seguro médico que ya toca pagar? Ah, no, lo muuuy otro: la novela, la serie roja, eso :D OK :D yo sí me puedo fiar de tus consejos. Abrazos.